Según el gran maestro bodhisattva tibetano Gwalwa Karmaza, los Cuencos Cantores del Tíbet emiten el sonido del vacío, que es el sonido del universo manifestándose. Son el símbolo de lo incognoscible y como aleación datan de la época del buddha histórico, Shakyamuni (560 – 480 a C.) Los orígenes de los cuencos tibetanos y su historia detallada se pierden en el pasado lejano y seguramente es un regalo de la religión Chamánica Bon Po, que existía en el Tíbet varios siglos antes de la llegada del budismo. Tradicionalmente los cuencos tibetanos se utilizaban para la meditación y la sanación en los monasterios.

Según la física cuántica la materia es energía en distintos niveles de vibración por lo tanto, siguiendo este principio, podríamos afirmar que una desarmonía (estrés) produce un desequilibrio que en el cuerpo humano se conoce como enfermedad. Para llegar a una armonía existen lo que se llaman las terapias alternativas, entre ellas la Cuencoterapia.

Este tipo de terapia ha sido utilizada desde hace miles de años en las culturas orientales, con fines terapéuticos y de meditación. Consiste en la utilización de cuencos tibetanos en una aleación de 7 metales a través de los cuales se realiza un masaje sonoro .

Tiene como principio básico que  los cuencos tibetanos emiten un modelo de onda alfa que es el mismo emitido por el cerebro en estado de meditación y de calma profunda. Se ha podido comprobar que en este estado existe un aumento en la producción de linfocitos T, que son los responsables del sistema inmunitario.
Hoy en día se sabe que es posible modificar, por el principio de resonancia, estas frecuencias alteradas a través de la transmisión de otras frecuencias, lo que convierte al sonido en un proceso terapéutico.

Los sonidos y vibraciones de los cuencos tibetanos tienen la propiedad de modificar las ondas cerebrales favoreciendo la relajación. El terapeuta hace sonar los cuencos cerca del paciente para canalizar tanto el sonido como la vibración.
Los antiguos sabían que todo en el universo vibra, por ejemplo Pitágoras afirmaba que cada cuerpo y cada átomo produce un sonido particular, debido a su movimiento, ritmo y vibración.

Con un golpe suave, se obtiene el sonido similar al de una campana, frotanto el borde del cuenco en forma circular se genera una vibración terapéutica, la vibración repercute en la columna vertebral, que actúa como vehículo de resonancia, extendiéndose a través del sistema nervioso a células, tejidos y órganos.

Beneficios en el uso de este tipo de terapia

  • Mejora el sistema inmunológico.
  • Eficaz en el tratamiento del estrés y la depresión.
  • Ayuda a la relajación.
  • Trata el insomnio.
  • Aumenta la capacidad de concentración.
  • Reduce las dificultades en el aprendizaje.
  • Equilibra los hemisférios cerebrales.
  • Alivia dolores musculares y de cabeza.
  • Relaja cuerpo, mente y espíritu.

La Cuencoterapia es una experiencia en la que descubrimos nuestro sonido interior, permitiéndonos equilibrar nuestro Ser Interno y llevarnos al crecimiento personal y espiritual. 

Centros Energéticos: los 7 Chakras principales

Los 7 Centros Energéticos principales

El equilibrio en los chakras es el origen de la sanación y bienestar integralLa palabra chakra es sánscrita y significa rueda. Son Centros Energéticos en nuestro cuerpo sutil que están relacionados tanto con lo que pasa en nuestro cuerpo físico, es la parte más densa de nosotros, como en nuestra mente, emociones y espíritu. Las antiguas escrituras hablan de unos ochenta y ocho mil chakras aproximadamente, así que no existe en el cuerpo ningún punto que no sea sensible energéticamente.

De igual manera, los chakras se establecen en los canales energéticos, concretamente en las intersecciones de los flujos llamados meridianos. Hay veintiún chakras secundarios y siete chakras principales que se localizan desde la base de la columna hasta la coronilla de la cabeza. Cada chakra mayor de la parte delantera del cuerpo tiene su par en el dorso, y juntos se consideran como manifestaciones de un solo chakra. Cada uno de los siete chakras, tiene siete capas y cada una de éstas se corresponde con una capa del campo aural. La energía puede fluir de una capa a otra a través del chakra.

Estos vórtices de energía filtran las vibraciones del entorno y de nuestro interior de tal manera que a veces retienen demasiada energía negativa. Esta sobrecarga negativa a largo plazo tiene un efecto en los órganos relacionados con cada chakra, causando problemas de salud. Así que limpiar estos centros de energía para mantenerlos vibrantes y saludables es importante.

Esta Meditación te ayudará a lograrlo

  1. Encuentra un lugar tranquilo donde sepas que no serás interrumpido y siéntate en la posición de meditación que te resulte más cómoda. Hay quienes prefieren la posición de loto o medio loto o quienes por alguna dolencia física prefieren hacerlo sobre una silla. Lo importante es que tu postura te transmita una sensación de fortaleza y equilibrio. Tu espalda debe estar derecha pero no rígida y tus pies firmemente sobre la tierra.
  2. Cierra tus ojos y con tus manos realiza el mudra de la iluminación o uttarabodhi mudra, que consiste en entrelazar todos tus dedos a excepción de los índices y pulgares que permanecen extendidos pero con las puntas en contacto, como se muestra en la imagen.
  3. Empieza a visualizar tu chakra raíz como una bola roja de energía en la base de tu columna. Crea una imagen mental de tu cuerpo desde el punto de vista de que estás sentado. No trates de imaginarte o visualizarte desde la perspectiva de una tercera persona. Procura imaginar tu cuerpo como un espacio oscuro en el que sólo resalta el color y la luz de cada chakra que estás intentando activar. Visualiza el chakra raíz como una esfera roja flotando en tu cuerpo.
  4. Si alguna vez has visto la película Stargate, recuerda cómo se ven los portales cuando se les activa para viajar. Son un círculo con una gran cantidad de energía saliendo que luego vuelve al círculo en un estado de normalidad. Esta explosión de energía es la que ahora debes visualizar sobre tu chakra para activarlo. Imagina que una gran cantidad de energía sale del centro del chakra y luego vuelve a él. Puedes activar los músculos relacionados a este chakra para ayudar el proceso. Permítete sentir la energía de este centro.
  5. Una vez activado el chakra raíz, el siguiente paso es limpiarlo y para esto es necesario visualizar un rodillo o vara de energía blanca que baja desde tu cabeza hasta la base de tu columna. Desde tu chakra coronario hasta tu chakra raíz.
  6. Luego gira este rodillo desde el centro de tu chakra hasta que adquiera velocidad y parezca que está generando electricidad en tu chakra raíz. Visualiza todas las energía negativas expresadas en tonalidades oscuras de rojo, negro y gris saliendo de este chakra y subiendo hasta tu cabeza, de la misma manera en que una ballena saca agua. Continúa haciendo esto hasta que el chakra tenga una tonalidad roja vibrante.
  7. Realiza el mismo procedimiento con los otros seis chakras de tu cuerpo.

 

Función de los Chakras

La función  de los chakras es revitalizar nuestro cuerpo físico y ayudarnos en el  desarrollo del espíritu.  Ellos se encuentran en  partes específicas de nuestro cuerpo y cumplen un propósito determinado. Son los responsables del fluyo energético en el cuerpo humano. Cada chakra, está conectado con una glándula endocrina, un plexo nervioso y está vinculado con una región del cuerpo abarcando órganos que desempeñan funciones específicas en el plano emocional, mental y espiritual. Su función principal es absorber el prana (energía), metabolizarlo, distribuirlo alimentando nuestra aura y finalmente emitir energía al exterior. Otras funciones que tienen son:

  • Actúan como transmisores de energía, intercambiando su energía con el campo energético universal.
  • Unen el cuerpo físico al sutil.
  • Sus vòrtices giratorios están en constante movimiento.
  • Revitalizan cada cuerpo aural y con ello, el cuerpo físico.
  • Provocan el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia.

Es bastante habitual que algunos chakras estén bloqueados bastante tiempo como consecuencia de haber retenido muchas emociones, sobre todo negativas, en el pasado. Esto ocurre porque no somos capaces de expresar nuestros sentimientos, cerrándonos ante ellos y deteniendo así gran parte del flujo energético natural. Cuando una persona bloquea cualquier experiencia de vida, los chakras se taponan y comienzan a girar de forma irregular, en sentido contrario a las agujas del reloj. Esto hace que el chakra no se alimente de la energía universal y además acumule la suya propia en forma de energía negativa.

Cuando funcionan con normalidad, cada uno se abre como una flor, girando en sentido de las agujas del reloj para metabolizar las energías que necesita del campo universal. No son solo metabolizadores de energía, sino que también la detectan proporcionándonos información sobre el mundo que nos rodea, si los cerramos, esa información no entra. El equilibrio en los chakras es el origen de la sanación y bienestar integral: sanación física, mental y espiritual que proponemos y realizamos tanto en nuestros Talleres como en la Formación, a través de nuestras Terapias de Sonido. Equilibrio energético capaz de sanar emocional y físicamente al ser humano.


Siete Chakras principales

 

Raíz o Muladhara

Es el primer chakra, está situado en la base de la columna vertebral, entre el ano y los órganos sexuales. Está relacionado con la cantidad de energía física que poseemos y con el deseo de vivir en la realidad física. Además, se le denomina también Centro Coccígeo, y actúa como bomba de energía en el nivel etérico, ayudando a encausar el flujo energético hacia arriba por la columna vertebral.

Es el chakra de la pulsión de vida, de la energía primaria, y como es fundamental que funcione adecuadamente para que una persona esté sana y contenta, se lo llama también el chakra Base. Tiene que ver con nuestra existencia en la tierra y nuestra supervivencia (alimento, aire, agua, techo, trabajo, deseos, ideales, capacidad de lucha por la realización de los ideales)

Suministra la energía que necesitan los centros restantes para establecer contacto con el entorno. Vibra en color rojo, su sonido es Lam, el elemento tierra, la nota musical Do y posee cuatro pétalos. Su centro físico se corresponde con las glándulas suprarrenales. La energía de este chakra alimenta la columna vertebral, los riñones, los huesos, los dientes, el intestino grueso, el ano y el recto. Se corresponde con el sentido del olfato.

Sacro o Svadhistana

Es el segundo chakra, está ubicado por encima de los genitales y ligado al hueso sacro. Está realcionado con nuestra calidad de amor hacia el sexo opuesto, con la capacidad de dar y recibir placer, con la cantidad de energía sexual, con la búsqueda creativa del placer material, el gusto por las cosas bellas, por el arte, por las relaciones con otros individuos, apertura a cosas nuevas, a la creatividad.

Este centro, en el cuerpo se dirige hacia los órganos reproductores; sus glándulas correspondientes son los ovarios en las mujeres, y los testículos y próstata, en los hombres. Su color es el anaranjado, su sonido es Vam, la nota musical Re, el elemento agua y el número de pétalos es seis, el sentido es el del gusto.

 

Plexo Solar o Manipura

Es el tercer chakra y se localiza en la región del diafragma, un poco por encima del estómago, ligeramente a la izquierda. Está abierto por delante y también tiene un vórtice posterior.

El color es el amarillo. este chakra expresa la individualidad, la consciencia de ocupar un lugar único, insustituible que a su vez es parte de un todo. Es un centro importante en cuanto a capacidad de conexión humana. tiene que ver con el poder, con la autoaceptación, este chakra es el que más se relaciona con el ego, y absorbe mucha energía de los dos primeros chakras.

Se corresponde con el páncreas, cuya función es la transformación y la digestión de los alimentos y regula el azúcar en sangre. Este chakra dirige el estómago, la musculatura abdominal, el hígado, la vesícula, el bazo y el páncreas. El elemento es el fuego, el sonido o mantra es Ram, la nota musical Mi, Manipura tiene diez pétalos.

 

Cardíaco o Anahata

Como cuarto chakra, se localiza en la parte superior del pecho, en la región del corazón. Está abierto por delante y posee un vórtice posterior. Representa el amor incondicional, nos conecta con la capacidad de dar amor sin esperar nada a cambio. Aceptando los aspectos positivos como los negativos. Nos permite darle un sentido positivo a nuestra existencia. Está en el medio, y hace de puente que transfiere energía de los chakras inferiores y superiores.

El centro físico de este chakra se corresponde con el Timo. Regula el crecimiento en los niños, dirige el sistema linfático, estimula y fortalece el sist. inmune. Su color es el verde y el rosa, su elemento es el aire, su sonido es Yam y le corresponde la nota musical Fa.

 

Laríngeo o Vishuda

Se localiza en la mitad de la garganta, cerca de la «nuez de adán». Abierto por delante y con un vòrtice por la parte posterior. Es el quinto chakra. Es el de la comunicación, de la creatividad, del sonido, de la vibración, y de la capacidad de recibir y asimilar. Es el chakra de la comunicación externa y el comienzo de la comunicación interna (clari-audiencia) y la autoexpresión. Tiene que ver con el lugar del yo en la sociedad, con el vínculo de la persona con su profesión.

Su color es el azul, se relaciona con los sentidos del paladar, la audición y el olfato. El centro físico se corresponde con las glándulas tiroides y paratiroides, que regulan el metabolismo, el crecimiento del esqueleto y de los órganos internos. Regulan el yodo y el calcio en la sangre y en los tejidos.

La energía propia afecta la parte inferior de la cara, la nariz y el aparato respiratorio, tráquea, esófago, cuerdas vocales, laringe y sistema linfático. Su elemento es el Éter, la nota musical Sol, el sonido o mantra Ham, y tiene dieciséis pétalos.

 

Centro Entrecejo o Ajna

El sexto chakra se lo conoce como el tercer ojo, localizado a la mitad de la frente, entre las cejas, un poco por encima del nivel de los ojos. Está abierto por delante y tiene un vórtice posterior.

Es el chakra de los sentidos, asociado a la intuición, a la capacidad de distinguir los colores del aura. Está relacionado con la capacidad de visualizar y comprender los conceptos mentales, incluso los conceptos de la realidad y el Universo. Se relaciona con la puesta en práctica de ideas creativas (la parte posterior del chakra), percepción, conocimiento y liderazgo.

Color índigo, no tiene un elemento que corresponda al mundo físico. Su glándula correspondiente es la Pituitaria (Hipófisis), que dirige la función de las otras glándulas; su sonido es el «OM» y la nota musical, La. Es el responsable de la parte superior de la cabeza (encima de la nariz), parte craneal, ojos, oídos. El número de pétalos es noventa y seis.

 

Coronario o Sarashara

Ubicado en lo alto de la cabeza, en la coronilla. Está abierto por arriba, con un único vórtice. Tiene una forma diferente a los demás chakras, con intensas radiaciones luminosas y traslúcidas.

Su color es el blanco, el dorado y el violeta. Es el centro de la espiritualidad, la luz del conocimiento y consciencia, visión global del Universo, nuestro camino de crecimiento, con él podemos alcanzar la serenidad espiritual y la completa consciencia universal. Representa la comprensión y el contacto con energías superiores. El eslabón entre la mente espiritual y el cerebro físico, que se relaciona con nuestro ser completo y con la Realidad Cósmica.

Su nota musical es el Si, se corresponde con la glándula Pineal, que actúa en el organismo como un todo. Su número de pétalos es mil.

Estado ALFA: la Paz del Espíritu

El estado ALFA, la Paz del Espíritu

Según las últimas investigaciones llevadas a cabo por médicos y musicoterapeutas como el Dr. Campbell, M. L. Gaynor, C. D. Fregtman, J. Goldman, el sonido de los Cuencos Tibetanos inducen al aumento de:

  • la energía internaOndas alfa para la meditación con Cuencos Tibetanos
  • la relajación
  • armonía cuerpo-mente
  • estímulo de las ondas cerebrales «alfa» o llamadas también «de meditación profunda»
  • alivio del estrés y la ansiedad
  • mejora de la concentración y la creatividad
  • alivio de dolores de cabeza
  • disminuir el agotamiento crónico
  • mejora del insomnio
  • etc….

Estos conocimientos ya los tenían los sabios tibetanos hace 3.000 años. Dichos instrumentos metálicos tienen un efecto curativo bajo el principio de resonancia muy potente, además de producir un sonido bellísimo, armonizador y muy relajante. Los cuencos tibetanos son considerados instrumentos de sanación, relajación, curación y meditación. El sonido que emiten afecta de manera global al individuo equilibrando su cuerpo energético y los chakras (centros de energía del cuerpo). Por eso se utilizan para lograr un estado de paz, relajación y serenidad.

El Estado Alfa es una condición perfecta de relajación consciente, con la cual la mente entra en un estado de plenitud total. Significa Mente-Sutil sobre Materia-densa. La Mente Universal llega a su propia contemplación energética y el cerebro universal de todos se ordenan en un alineamiento y relajación pura y trascendental.

El estado trascendental de la Mente Universal se produce por las frecuencias y ondas cósmicas cerebrales del universo, las cuales funcionan a velocidades increíbles dando al universo otra dinámica más activa, de millones de pulsaciones por milésimas de segundo. De esta manera la Mente Universal se renueva, rejuvenece, agiliza y activa sus energías-pensamientos (espíritus). Cuando la Mente Universal entra en el estado Alfa, ella se relaja, ordena sus energías y penetra en una etapa inicial de creatividad de ideas.

Alfa es el estado donde la consciencia está despierta y al estarlo, se siente bien consigo misma y refleja un bienestar interno de armonía y paz. Significa que la mente está tranquila y serena, sin tensiones, en estado casi perenne de meditación . Se conoce como el estado meditativo.

Cuando el SER se encuentra en este estado, la energía eleva su frecuencia dando como resultado la proyección de un ser de extremada armonía y, equilibrio interno y externo. No necesita sentarse o doblar las piernas o encontrarse en un lugar que le permite la meditación. El verdadero desafío es llegar a este Estado Alfa pero en situación Despierta y Consciente, en el día a día de la vida y en todos los momentos de la existencia. Así podemos nutrir el Espíritu, el cual se alimenta de estas cualidades.

¿Cómo se puede llegar al estado Alfa?

Las técnicas como siempre ayudan pero el verdadero Estado Alfa es: LA PAZ DEL ESPÍRITU. Re-educando el alma podrás trascender a estados mayores y profundos de consciencia. Lo ideal es la ecuanimidad, que significa tener una estabilidad en la forma de vivir.  Lo que trato de decirte es que seas congruente en la forma de pensar, hacer y ser.

El camino del espíritu es muy simple: Ser Auténticos. Significa que hagas lo mejor que puedas y de la mejor manera. Pon tu voluntad positiva y trata de rectificar las emociones-negativas-enfermas, entendiéndolas y trabajándolas.

Tú ya tienes mucho conocimiento, ahora es el momento de llevarlo a cabo, de hacerlo una realidad en tu vidas. Basta ya de realizaciones externas, es hora de viajar al interior de tu alma y encuentrar las respuestas.

Beneficios de las ondas cerebrales Alfa

  • Relajación del cuerpo y la mente
  • Mayor nivel de creatividad
  • Mayor capacidad para resolver problemas
  • Estabilidad emocional
  • Disminución de los niveles de estrés y ansiedad
  • Flujo de estado de conciencia
  • Capacidad de mejorar el aprendizaje
  • Activación del sistema inmunológico
  • Aumento de los niveles de serotonina

Toda realización energética deberá ir siempre acompañada de una vida ejemplar, que acompañe y apoye los estados trascendentales de la energía. Las costumbres y hábitos negativos-enfermos no pueden ser parte de la elevación. Es importante re-educar el subconsciente, transmutar las emociones y conseguir el Orden y el Equilibrio. Solo así se podrá llegar a un Estado Alfa de Plena Consciencia..

La Terapia de Sonido

Qué es la Terapia de Sonido

La Sonoterapia con Cuencos Tibetanos es el uso educado y consciente de la energía del sonido para promover el bienestar en el ser humano y, elevar y expandir su consciencia. Se basa en el principio de resonancia por el cuál una vibración armónica, bella y saludable termina por contagiar a otra más débil, inarmónica o no saludable. Una vibración armónica más fuerte significa salud y equilibrio, y elevará a la más débil para vibrar a la misma frecuencia. 

cuencoterapia en agua

Todo ser en el Universo emite un sonido, es decir emite una vibración. La sanación a través del sonido se basa en la premisa de que toda la materia está vibrando en frecuencias específicas. A escala cósmica, el sonido es una fuerza universal e invisible capaz de producir cambios profundos a niveles físico, mental, emocional y espiritual, abriéndose un espacio de presencia con uno mismo y disfrutando del AQUÍ Y AHORA.

Cómo funciona el Cuerpo Humano

 

Viendo el cuerpo humano nos damos cuenta que funciona como una «sinfonía» en el que todos sus órganos, células, tejidos y huesos se encuentran en constante vibración y armonía. Algo que suena agradable y está compuesto por estructuras distintas, pero que forman parte de un «todo». Si el ritmo y vibración están en armonía, aflora el estado de salud y bienestar.

Sin embargo, este estado de armonía no es estático, sino totalmente dinámico e influenciable por nuestro mundo interno, como nuestras emociones o pensamientos, y nuestro mundo externo, que serían las vibraciones del resto de lo que nos rodea.

Cuando nuestro eje interno se desequilibra y observamos  que algo no funciona bien podemos llegar a desarrollar cualquier tipo de enfermedad perdiendo el cuerpo su armonía y modificando, así, su propia energía y vibración.

terapia de sonido

La Terapia de Sonido consiste en interactuar con sonidos de elevada y armoniosa vibración sobre personas, animales o incluso espacios. De esta forma se provoca un efecto sanador sobre las personas devolviéndoles a su estado natural de equilibrio y re-conexión con su SER interno.

A través de la voz, el sonido de los Cuencos Tibetanos y otros instrumentos ancestrales, el cuerpo recupera su bienestar y paz interior al contagiarse de toda su vibración y armónicos, produciéndose el re-equilibrio y la sanación energética.

Así pues, el sonido actúa tanto a nivel físico, mental, emocional como espiritual. De esta forma se limpia, activa y armoniza nuestro sistema interno ayudándonos a entrar en otros niveles de consciencia, conectando así con nuestra intuición y nuestro Ser interior.

⇒ Si quieres Aprender a aplicar la Terapia de Sonido, pincha AQUÍ

Beneficios de la aplicación de la terapia de sonido

      1. calma y tranquiliza tus emociones
      2. armoniza y equilibra los hemisferios cerebrales
      3. limpia y equilibra el sistema energético (chakras)
      4. alivia estados de estrés y ansiedad
      5. elimina querer tener «el control» sobre las cosas
      6. facilita estados profundos de relajación
      7. desbloquea energías físicas, mentales y emocionales
      8. calma y aquieta tu mente
      9. para procesos de transformación y crecimiento personal
      10. permite estados naturales de meditación y conexión con tu propio Ser
      11. En la terapia de sonido, los cuencos tibetanos son una herramienta que ayudan a llegar más rápidamente tanto a una relajación general del cuerpo como a un estado modificado de la conciencia. Aplicados a la terapia de sonido y a la meditación.

Al igual que los mantras, el sonido de los cuencos sincroniza las longitudes de onda cerebrales en ondas alfa (de 8 a 13 Hz) propias de los estados de ensoñación y relajación profunda. También en ondas theta (de 4 a 8 Hz) presentes en estados de meditación profunda y sueño. Estos ritmos son propios del hemisferio cerebral derecho.

Para lograr este efecto se debe adoptar una actitud receptiva a través de ejercicios previos de respiración y relajación. El sonido de los cuencos maneja un código universal, un “idioma” que el cuerpo y la mente reconocen y entienden. Que envuelve y penetra sutilmente nuestras moléculas, llevando a la expansión de la conciencia.

El efecto de la resonancia se potencia con la Intención que aplica el terapeuta, para enfocar y dirigir el sonido allá donde sea necesario, con el objetivo de producir en la persona apertura a todos los niveles para que esta pueda llevar a cabo su propia sanación. Muchas personas coinciden en describir el estado que se alcanza dejándose llevar por este sonido como una «vuelta al hogar» donde reina una sensación de paz y liberación absoluta.

⇒ Conoce fechas de nuestros próximos talleres y encuentros +INFO

Sientes que tienes que sanar algo en tu vida, y recuperar tu armonía natural y paz interior

Quieres recuperar tu equilibrio energético para ser más auténtico y feliz

Quieres aplicar la Terapia de Sonido e integrar la práctica en cualquier terapia que ya desarrolles

 

También realizamos nuestros talleres y conciertos a grupos cerrados viviendo la experiencia más íntima y personal. Empresas, practicantes de Yoga, grupos de trabajo, etc.. Si queréis realizar de forma conjunta uno de nuestros Talleres, lo organizamos únicamente para vosotros/as (cualquier día de la semana). Dirigido a “grupos cerrados” (mínimo 6 personas)

Información de Contacto

Leo Martínez Tel. 629 200 571 Email: info@cuencosdeltibet.net

Que son las Terapias Energéticas

Que son las Terapias Energéticas

Iniciar un proceso terapéutico es dar un paso para retomar las riendas de nuestra vida. Un paso hacia la salud y la libertad interior. Emprendiendo una aventura que lleva a escuchar el alma, abrir el corazón y vivir con la verdad de cada uno. Es estar en sintonía con los sentimientos, tomando consciencia de los pensamientos y creencias inconscientes. Aprendiendo a llevar la mirada hacia adentro con honestidad e integridad asumiendo la responsabilidad de la propia vida.

Por ello, es un compromiso con uno mismo y con la propia felicidad para poder elegir más paz y satisfacción. Con menos juicios y más apertura, entendimiento y compasión. El terapeuta y las técnicas actúan como un canal para el flujo energético y catalizador. No obstante, es la propia persona quien tiene la capacidad de transformar su estado gracias a la nueva frecuencia, pudiendo restaurar un equilibrio duradero en su organismo a nivel integral, provocando así la Sanación Energética de sí misma.

La Terapia Energética

Las terapias energéticas son técnicas basadas en la aplicación de la energía. Con el objetivo de restaurar el equilibrio y la armonía física, mental, emocional y espiritual de la persona. Actúan reactivando la comunicación de los canales energéticos en el cuerpo físico y restaurando el flujo electromagnético entre las célula. El resultado es que revierte en un mayor bienestar a todos los niveles. Esto proporciona la base para la integración armoniosa de cuerpo, mente y espíritu.

La física moderna nos enseña que todo está compuesto de energía. Esta energía fluye por conductos regulares en un orden originalmente armonioso y equilibrado. Las presiones de la vida diaria, los hábitos de vida, pensamientos y emociones perturbadores, entre otras causas, pueden producir la pérdida de ese equilibrio. Por acumulación, déficit o bloqueos en diferentes puntos del sistema energético, interfiriendo en la adecuada circulación del flujo energético vital. Por ello, damos paso posteriormente a diversos trastornos, dolencias y enfermedades.

www.cuencosdeltibet.net

 

El Sonido como Terapia y Sanación Energética

Las técnicas energéticas y vibracionales actúan restaurando el flujo energético vital. En ese sentido son un apoyo complementario a los tratamientos médicos convencionales. La aplicación del sonido con Cuencos Tibetanos y Voz actúan como terapia energética e integrativa. Es decir, eliminando de la memoria celular el miedo, la ansiedad y otros recuerdos dolorosos del pasado.

Una aplicación concreta y sistemática del sonido sobre núcleos conscientes e inconscientes localizados espacial y corporalmente. El cuerpo físico guarda registro a nivel celular de todos los impactos recibidos por la psique a lo largo de nuestra vida. La terapia de sonido realizada con los cuencos tibetanos accede y modifica memorias corporales recientes o antiguas.

El sonido hace vibrar la materia, siendo capaz de romper y modificar su estructura, sin poder hacer nada para impedirlo. El sonido vibra cambiando nuestra organización molecular, haciendo que surjan emociones bloqueadas o que nos negábamos a sentir (miedo, rabia..). O todo lo contrario, como por ejemplo euforia, alegría o felicidad.

Es inevitable que la vibración actúe, penetrando, liberando y soltando, más allá de la lógica de la razón y el ego. Y lo hace sin forzar ni imponer nada. Desde la voluntad y sin ofrecer resistencia hacia la terapia, vamos realizando nuestra propia sanación, de forma armónica y placentera.

El proceso

El objetivo de la terapia es la Comprensión y Aceptación de uno mismo. Esto pasa por aceptar todas nuestras emociones, aprendiendo a gestionarlas. Así como por conocer los patrones inconscientes que nos dirigen y, aprender a dejarlos ir, soltarlos y elegir otra cosa, abriendo una puerta hacia la libertad.

El tratamiento terapéutico abarca la parte cognitiva, la emocional y la corporal (el organismo en su totalidad), y también la espiritual. Con un enfoque holístico que pone énfasis en ese testigo que siempre nos acompaña, la Conciencia. Que lo ve todo desde un punto cero y un espacio de neutralidad en el que todo fluye y cambia constantemente. Y desde el que podemos observarnos y mirar nuestra realidad más objetivamente, sin identificarnos con ella.

Por tanto, esta terapia requiere la participación activa de la persona. En realidad, el terapeuta No sana a nadie, es la persona la que se sana a sí misma. El trabajo principal tiene que ver con la toma de Conciencia de los patrones mentales que, en primer lugar, crearon la enfermedad. Al terminar la terapia, incumbe a la persona tomar nota y cambiar paulatinamente las actitudes erróneas que le llevaron al desequilibrio. Pudiendo experimentar cambios internos que tendrá que trabajar y asimilar.

Para ello, me pongo a tu disposición con las siguientes terapias energéticas de sonido con Cuencos Cantores Tibetanos, integradas en los Talleres que impartimos, para:

  • Adentrarnos en este proceso energético de paz, bienestar y armonía para conectar con tu Ser Interno y despertar tu sabiduría interior, a través de las Terapias de Sonido con Cuencos Tibetanos.

  • Acompañarte en tus procesos de crecimiento y cambios internos, poniendo Consciencia y Responsabilidad en tu vida para recuperar tu Esencia y descubrir tu Propósito de Vida, a través del Coaching Energético y Transpersonal

  • Vivir intensamente cada instante de tu vida sin “navegar” mentalmente entre pasado y futuro. Sin juicios, con apertura, aceptación y compasión, a través del Mindfulness Sonoro

«Estas Terapias Energéticas son la clave del desarrollo y crecimiento interior de uno mismo. Englobando todo lo que somos: mente, cuerpo y espíritu. La salud surgirá cuando todas las partes de las cuales estamos formados se vuelvan coherentes entre sí y vibren en armonía»

Información de Contacto

Leo Martínez Tel. 629 200 571 Email: info@cuencosdeltibet.net